Sandra Mihanovich: “Cantar es un eje de mi vida”

Sandra Mihanovich: “Cantar es un eje de mi vida”

La cantante celebra 40 años de trayectoria y planea festejar con un disco. La artista repasa su carrera y analiza la actualidad musical. Su compromiso social y la manera en la donación de órganos le cambió la vida.

Aunque es hija de la reconocida conductora Mónica Cahen D’Anvers, nunca hizo alarde de eso y, por el contrario, es de perfil bajo. Humilde y cálida, Sandra Mihanovich tuvo su primera presentación en 1976 y desde allí, no paró más. A 40 años de aquél debut, la artista que lleva en su haber infinidad de clásicos como «Soy lo que soy» charló con El1 y reconoció: “Me despierto cada mañana agradeciendo las oportunidades que tengo en la vida”.

¿Qué sensaciones aparecen con estos 40 años de carrera?
El primer lugar, aparece la sensación de agradecimiento por el privilegio extraordinario de hacer lo que me gusta y poder ganarme la vida así. Cantar sigue siendo lo que más feliz me hace y por eso le dediqué toda mi vida. Desde muy chiquita, es mi forma de expresarme, de relacionarme, de comunicarme con el mundo y con la vida. A pesar de haber transcurrido 40 años y haberse convertido en mi profesión, sigue siendo para mí una necesidad física, emocional, afectiva y racional. Cantar es un eje de mi vida. Mi idea para este año es hacer un disco con algunos clásicos y temas nuevos, quiero preparar un festejo lindo.

¿Cuál es género que mejor te sienta?
Yo soy fundamentalmente intérprete y me siento muy cómoda cuando me adueño de una canción y la hago mía, aunque no la haya compuesto. Si bien el género del jazz es el género del útero, el que se escuchaba en mi casa, me siento feliz cantando todos los géneros. Cuando empecé a cantar, tuve la necesidad imperiosa de que se entendiera lo que estaba diciendo porque mi idioma es el castellano, el de mi país y mi lengua materna. Me he dado gustos a lo largo de estos años de hacer de todo un poco. Me atreví al tango con Honrar la vida, un disco homenaje a Eladia Blázquez, del cual estoy muy orgullosa.

¿Qué opinás de las nuevas generaciones de músicos?
Muchos músicos se dan a conocer por Internet y se convierten en un boom, pero lo mediático es como un doble filo, porque a veces logran transcendencia mediática aunque no tienen demasiada importancia ni valor, pero uno tiene la capacidad de elegir, tamizar y discriminar la paja del trigo. Igualmente, hay mucha gente que sigue apareciendo como Abel Pintos y demás músicos jóvenes que tienen propuestas artísticas interesantes, con lindos mensajes.

¿Cómo fue hacer un programa como Soy lo que soy?
Se emitió en el 2013, en TN, y disfruté muchísimo. Me gustó hacerlo, al principio se me cayó la pera porque me sentí tan igual a mi mamá que no lo podía creer (risas). Creo que el hecho de hacerle homenaje a las personas que han roto el molde y que han hecho un camino propio ha sido lindo, porque ese es el espíritu del tema “Soy lo que soy”. En mi nueva página web estamos subiendo los programas para que la gente pueda verlos.

¿Sentís una responsabilidad en las causas sociales?
Creo que aquellos que somos más visibles porque estamos expuestos, nos tenemos que dar cuenta que es una responsabilidad enorme, porque cada cosa que hagamos tiene una dimensión distinta a lo que haga cualquier persona. De todas maneras, cada uno de los actos de nuestra vida son importantes porque reflejan quiénes somos y cómo somos. Todo lo que hagamos tenemos que pensarlo, no hablar por hablar ni callar lo que hace falta que sea dicho.

¿Cómo ves la forma en que se habla de homosexualidad?
Me parece que indudablemente hemos avanzado muchísimo, ha dejado de ser un tabú y se han logrado conquistas sociales de derechos humanos que hacen que los seres humanos tengamos la posibilidad de elegir libremente. Creo que vivimos evolucionando y creciendo, y cada vez es más importante el respeto hacia el otro, en todos los planos de la vida, ya sea profesional, privado o sentimental. Se trata de que todos podamos hacer todo, no importa qué capacidades tengamos, cómo seamos, qué posibilidades tengamos. Debemos apuntar como sociedad a que todos podamos tener las mismas posibilidades.

Por la donación de órganosLa cantante se convirtió en una representante de la causa cuando le donó un riñón a su ahijada Sonsoles. “Siento que, desde ese momento, la vida se transformó en un acto de amor sostenido”, expresa, mientras invita a tomar conciencia de la importancia de la donación de órganos, ya que “hay más de siete mil personas que están esperando un órgano”. “No pensé que se iba a generar semejante catarata mediática y me siento absolutamente comprometida”, subrayó.

Vía | El 1 Digital

 

Compartir