Sandra Mihanovich y el desafío de hacer radio

Sandra Mihanovich

Sandra Mihanovich y el desafío de hacer radio

La actriz y cantante estrenó Soy Nacional, su primera incursión como conductora, en la AM 870.

Con 40 años de trayectoria artística, Sandra Mihanovich asume un desafío que no es el de subirse a un escenario o plantarse en un set de filmación, sino entrar a un estudio de radio, ya no para ser entrevistada por su obra, sino para conducir un programa propio. Los sábados, de 20 a 21, por Radio Nacional (AM 870) conduce Soy Nacional, casi un tributo a uno de sus grandes interpretaciones, «Soy lo que soy».

-¿Por qué la radio?

-Es un medio maravilloso y mágico, inclusivo, abierto. Soy oyente de radio. La cocina es un espacio en el que me gusta tener la radio prendida, por ejemplo. Estás haciendo cosas con las manos, entretenida, pero interesada en los distintos programas de radio, en la música y en las charlas. Me llegó esta propuesta a través de mi productora. Yo le hice saber a Ana Gerschenson (directora de Radio Nacional) que quería hacer radio. Y me parece extraordinario estar en esa emisora que se escucha en todo el país. Y con un título muy acorde, Soy Nacional, que se le ocurrió a María Sánchez, mi manager, que además es productora del ciclo junto con Patricia Giménez. Viene del «Soy lo que soy», que es mi marca, una de las frases que definen mi carrera y mi historia. Lo hago en vivo, y el día que tenga algún show va a salir grabado. El sábado que viene, por ejemplo, voy a estar cantando en Paraguay con Alejandro Lerner, porque allá se festeja en esa fecha el Día del Amigo.

-Con Alejandro tenés una amistad enorme, ¿cierto?

-Y una historia compartida. Yo este año cumplo 40 con la música y hace 38 que lo conozco a Alejandro. Toda una vida. Al primer programa invité a mi hermano y a mi sobrina, y cantamos en vivo. Quiero hacer música en vivo todos los programas. Eso no implica que los invitados canten conmigo. La idea es estar con amigos, gente que conozca y que no conozca también; pasar música en castellano o en portugués, a lo sumo, y emitir música nuestra, nueva, vieja, sin una limitación temporal. Un abanico enorme. En el programa del sábado estuvo Marilina Ross. La radio es el medio más abarcativo de todos. Trabajamos mucho también con las redes sociales. Usamos Periscope, que permite grabar en directo y difundir las imágenes entre los usuarios que estén conectados. Lo hicimos y quedó muy lindo.

-La cortina musical del programa es un tema tuyo, ¿no?

-Sí, para mí la música propia es muy importante para la identidad de un programa de radio o de televisión. He tenido la suerte de cantar canciones muy importantes, que han sido cortinas de programas de televisión. Hice «Prohibido prohibir», que ganó el Martín Fierro; «Sobrevivientes», la cortina del segundo año de Vulnerables; grabé una canción para el ciclo Para toda la vida, de Diana Álvarez. Elegir una canción para darle identidad a un programa de televisión o de radio es central. Y aclaro que en la radio no voy a cantar en inglés, porque para mí Nacional es en castellano.

-Has acuñado muchísimas canciones. ¿Qué sentís cuando te detenés a observar todo lo hecho?

-A mí me da mucho placer haber coincidido con el gusto de la gente. Elegí canciones que el público convirtió en clásicos y que cantó conmigo. Eso es impagable. Mi carrera me dio la posibilidad de ser amiga de Mercedes Sosa y de Eladia Blázquez . Y grabé «Es la vida que me alcanza», con gran popularidad, antes que Celeste Carballo. Ella grabó la canción al año siguiente. Siempre hemos sido amigas y nos hemos admirado mutuamente. Y en el Colón me presenté varias veces. Se fueron sumando las funciones sin que me diera cuenta. Es el escenario más importante en el que he estado en mi vida y con un grupo de fantásticas «mujeres elegidas».

-Se te ve muy bien tras el trasplante

-Me siento muy bien. Estoy agradecida y contenta (fue donante de riñón). Todos podemos vivir con un solo riñón. El 19 de agosto voy a estar cantando a beneficio del Banco de Alimentos y el 14 y el 15 de octubre voy a festejar mis 40 años con la música en el Ópera. Sólo me faltaría realizar un programa de música en la televisión abierta. Sería fantástico.

 

Vía | Alicia Petti para La Nación

Compartir