Sandra Mihanovich: “Para mí, la canción es un tesoro y poder cantar es un premio” - Sandra Mihanovich

Sandra Mihanovich: “Para mí, la canción es un tesoro y poder cantar es un premio”

Sandra Mihanovich: “Para mí, la canción es un tesoro y poder cantar es un premio”

Exhibe su patrimonio de 40 años en la música.

Llegó el miércoles, en el vuelo del mediodía. Almorzó empanadas y, en lugar de irse a descansar, visitó LA GACETA. Sandra Mihanovich concedió, una vez más, su estatura artística y su calidez humana.

Está cumpliendo 40 años en y con la música. Los festejos empezaron en un supershow (que ya es DVD) en el Teatro Ópera, con invitados de lujo. “Julia, Patricia, El Negro, Marilina, Horacio, Marcela, Alejandro, David, Benjamín, Griselda, Hilda y Lito -los nombra-. (Se refiere nada menos que a Zenko, Sosa, Rada, Ross, Fontova, Morelo, Lerner, Lebón, Amadeo, Siciliani, Lizarazu y Vitale)”. Sony, que ha reeditado sus cuatro discos esenciales, producirá un documental con un relato de los 40 años.

– Tus canciones no se oxidan. ¿Por qué?

– Son atemporales, no pertenecen a una moda. Musicalmente no necesitan aditamentos. Agarrás una guitarra y cantás cualquiera de esas canciones, y andan. Y sin la guitarra también. Tienen identidad, vida propia. A lo largo de los años, no corresponden a una situación puntual, a alguna época. Valen hoy y van a valer dentro de 10 años.

– ¿Creés que el formato canción no se va a alterar en el futuro?

– No me cabe duda. Creo que la canción siempre va a estar al frente, representándonos. La música es sanadora: nos permite emocionarnos, desahogarnos, reírnos, festejar, putear… La música y las canciones en particular nos acompañan en cada momento de nuestra vida. Por eso este festejo se hace en común, porque para cada uno de nosotros significan algo; las asociamos con momentos vividos, van siendo nuestras, para cada uno.

– ¿Te definirías en algún género? ¿Te interesa?

– Siento que soy ante todo intérprete; he compuesto algunas canciones. Pero mi eje es más bien la interpretación, y lo que me gusta es tener la posibilidad de abarcar distintos géneros. La canción es un poco todo. Por ahí abordo una canción que es folclórica, o es un homenaje a Eladia Blázquez, donde hay tango. El año pasado viví una de las experiencias más ricas y hermosas de mi vida, cuando hice un homenaje a Ella Fitzgerald y a Sara Vaughan en el Colón, haciendo jazz, que es la música que me viene por genética, por formación cultural familiar. Para mí la canción es un tesoro, y poder cantar es un premio, un privilegio.

– Por eso encarnás canciones que llevan más tu nombre que el del autor.

– He tenido la suerte de estrenar canciones muy importantes, de artistas importantes, como Facundo Cabral. He dado el puntapié inicial, y muchas veces, el que da a conocer la canción es el que se queda como “el dueño”.

– ¿Qué te pasa a vos con ser la que lleva la voz de un poema?

– Me siento una privilegiada absoluta. Cada mañana, cuando me despierto, agradezco por todo lo que me ha tocado vivir, por la alegría de hacer lo que me gusta, y que a la gente le guste lo que hago. Por ganarme la vida haciendo lo que me gusta. Soy una mujer muy feliz, muy completa. Estoy a meses de cumplir 60, y lo vivo con mucha alegría, plenitud y salud (cuando el tiempo va pasando tomamos conciencia del valor que tiene) con amor, con familia, con amigos… con un equipo de trabajo del cual estoy tan orgullosa. Tengo una banda dirigida por Alejandro Devries, el director musical que hace años trabaja conmigo. Se suma mi familia: mi hermano Vane (cantante, pianista y autor) que es invitado permanente. La única que no pudo venir es Sol, mi sobrina, por compromisos en Buenos Aires. Lo que sí tengo en el show son tres invitados locales. Tendré el gusto de cantar con Lucho Hoyos, Viviana Taberna y Sofía Ascárate. Para mí el festejo también tiene que ver con invitar a amigos de Tucumán.

– ¿Qué te falta cantar?

– Infinidad de canciones. Me gustaría hacer un disco de folclore. Podemos hacer un disco entero del Cuchi; podemos hacer un disco entero de Atahualpa. Creo que nunca me voy a quedar sin ganas de cantar y sin temas nuevos. También cantar con otros artistas…

– ¿No pensás jubilarte del canto?

– No creo. Me puedo jubilar para cobrar la jubilación, pero voy a seguir cantando. Además, por primera vez voy a cantar en el Mercedes Sosa y tengo mucha ilusión.

Sandra se dispone esta noche, una vez más, a honrar la vida, y el canto.

 

Vía | La Gaceta | Foto: Franco Vera

Compartir